baja

Cómo gestionar el exceso de contenido y no morir en el intento

Jueves, 2 octubre 2014

Aquello de que el contenido es el rey es algo que venidos escuchando desde hace tiempo, de hecho, somos muchos los que creemos que las buenas historias nunca han dejado de estar de moda, siendo parte fundamental dentro del desarrollo de acciones de marketing y comunicación de las marcas. Si bien, algo ha cambiado. Hoy la cantidad de información se ha multiplicado por mil. De ahí que de cara a la creación, gestión y difusión de contenido –tanto para las marcas como a nivel personal- sea ya imprescindible incluir como parte del proceso la búsqueda activa y priorización de la información, un paso asociado desde hace un par de años a los conocidos como content curators, o lo que es lo mismo, a personas encargadas de dar con contenido de valor en base a temas y necesidades concretos, agruparlo, organizarlo y compartirlo adecuadamente. Para estos profesionales los gestores de contenidos digitales son algo así como las espinacas para el bueno de Popeye.

 

flipboard21

La denominada curación de contenidos (en inglés no suena tan mal) se centra en dar sentido al contenido o información que otros crean. Existen distintas formas de gestionar el exceso de datos, como señala Rohit Bhargava (uno de esos tipos convertidos en gurú del marketing), desde la agregación a la destilación o extracción de lo relevante, pasando por la elevación (identificar tendencias globales), mashup (fusión de contenidos distintos para obtener un resultado nuevo) y cronología (dar orden sucesivo para comprender evolución). De cara a la gestión de contenido digital, la agregación es uno de los pilares fundamentales a la hora de dar con información útil y relevante. Se trata de seleccionar y agrupar datos, sites, artículos… destacados en un único lugar, evitando su dispersión y facilitando su gestión posterior. Los agregadores de noticias son en este sentido de gran ayuda para los content curators en sus búsquedas diarias, pues les permiten contemplar en un golpe de vista rápido aquella información publicada en torno a sus temas de interés por las fuentes que previamente han seleccionado. Algunas de estas útiles herramientas son Feedly, un lector de RSS (algo así como las direcciones de las webs de las que queremos obtener información actualizada) muy intuitivo que nos permite crear carpetas temáticas según las cuestiones que nos interesa seguir, permitiéndonos mayor organización; Flipboard (presenta un formato de revista más atractivo visualmente, además de posibilitar compartir en nuestras diferentes redes sociales contenido almacenado en la aplicación), Pulse o Everpost.

Otras herramientas igualmente útiles a la hora de almacenar información de interés o susceptible de serlo son nombres como Pocket, con la que podremos guardar contenido que nos ha llamado la atención para leerlo con calma más tarde; o bien, Instapaper, una plataforma con la que salvar URLs de interés desde la propia barra de marcadores de tu buscador.  No obstante, si eres de los que también quiere guardar ideas, imágenes o contenido que encuentra fuera de Internet, mientras va de camino al trabajo o visita un nuevo espacio foodie en la ciudad, tu aplicación es Evernote, con la que crear libretas en base a tus tareas o temas de interés e introducir en ellas aquellas ideas que te asaltan en tu día a día sea cual sea su formato. Llegados a este punto, sólo queda decidir por cuál de ellas decantarse. ¿Cuál es la tuya?

Por cube