img

Marketing sensorial, la gran oportunidad para las marcas

Lunes, 7 septiembre 2015

A las marcas cada vez les cuesta más llegar a los consumidores, que se han acostumbrado a todo y se han vuelto inmunes a muchos estímulos, por lo que deben encontrar nuevas estrategias para acceder a ellos. Una de ellas, que en realidad no es nueva, sino que ha sido poco aprovechada y tiene mucho por explotar, es el Marketing sensorial, por el que las marcas tratan de llegar al consumidor a través de los sentidos.

Hay que tener en cuenta el peso del inconsciente en las decisiones de compra (el 95% del proceso de compra se fundamenta en aspectos del subconsciente, según investigaciones de la Universidad de Harvard dirigidas por el profesor Gerarld Zaltman), por lo que para conseguir clientes no basta con una comunicación racional por parte de la marca (a través de descuentos y promociones, por ejemplo), sino que hay que entrar en la mente del consumidor y despertar la parte emocional de su cerebro. Para lograrlo, el Marketing de los sentidos trata de generar impactos sensoriales que despierten sensaciones y emociones y que mejoren la experiencia de compra haciéndola muy placentera. De esta forma no solo se consigue influir en la decisión de compra, sino que, además, se generan recuerdos que vinculan a los consumidores y la marca, por lo que facilitan la fidelización.

A la hora de poner en práctica el Marketing sensorial, la marca debe planificar una estrategia y decidir qué sentidos quiere activar o si se decanta por los 5, que sería lo ideal, para proporcional una experiencia multisensorial.

Marketing olfativo

El olfato es uno de los sentidos que genera mayor impacto, ya que, según varios estudios, retenemos el 35% de lo que olemos. El Aromarketing utiliza el aroma para influir positivamente en el consumidor, pero no tiene por qué ser la esencia de un producto concreto, sino que lo importante es atraer al consumidor mediante una fragancia que debe elegirse cuidadosamente en función de los objetivos que se quieran conseguir (incluso es importante la forma de aromatizar). El impacto del Marketing olfativo es tal que son muchas las marcas que tienen su propia esencia corporativa, como Zara o Hollister, por ejemplo.

Marketing táctil

Este tipo de Marketing es más exigente para las marcas, que tienen que conseguir que el consumidor participe de forma activa. Tocar proporciona información y consigue que aumente el valor del producto para el consumidor. Ikea es un buen ejemplo de utilización de este tipo de Marketing.

 

Marketing auditivo

Siempre se ha dicho que a la mujer se la conquista por el oído. Los sonido y la música generan en nosotr@s sentimientos y recuerdos, incluso puede influir en el tiempo que el consumidor permanece en el punto de venta, por lo que es muy importante que las marcas hagan una buena selección de su banda sonora en función de lo que quieran conseguir. Además, la música y otros sonidos pueden tener tanta relevancia que se conviertan en la voz de la marca. Ejemplos de éxito de Marketing auditivo son Nokia con su ringtone, o Moussel y Cola Cao con sus jingles.

Marketing visual

La vista es el primer estímulo que recibimos y despierta en nostr@s sensaciones, recuerdos y emociones. El diseño, color, logotipo, las fotografías… son elementos visuales importantísimos para que una marca logre diferenciarse de otras, creando una identidad única y reconocible por el público. Y ahora más que nunca consumimos por la vista, un claro ejemplo de ello son redes sociales como Instagram donde la imagen es la reina.

Marketing gustativo

Es el sentido más difícil de incorporar a la experiencia sensorial porque exige que el consumidor participe activamente (por ejemplo en una degustación en un supermercado), y, por tanto, el menos explotado. Sin embargo, se trata del sentido que conecta más íntimamente con el consumidor, por lo que lo ideal es incluir el gusto en la estrategia de Marketing sensorial. Una vez más Ikea, gracias a su restaurante y supermercado, vuelve a ser un buen ejemplo de Marketing de los sentidos.

Un claro ejemplo de Marketing sensorial es Sensaciones Líquidas. Una iniciativa de Mahou-San Miguel creada por Cube Strategy, que tiene como objetivo la difusión de la cultura cervecera de forma sencilla y experiencial. Un ambicioso proyecto que abarca tanto a profesionales como a consumidores. www.sensacionesliquidas.es

La mayoría de las marcas se quedan en lo visual y en lo verbal, cuando todo comunica. Cuantos más sentidos active nuestra marca, más emociones y recuerdos y, por lo tanto, más fiel será el consumidor. Por eso debemos considerar al Marketing Sensorial como nuestro nuevo gran aliado.

Por cube